¿Cómo cuidar la piel del bebé recién nacido?

La piel del bebé recién nacido es muy delicada. Su sensibilidad es extrema debido a que carece de protección frente a los agentes externos ya que al lavarles o bañarles por primera vez, los bebés pierden la protección natural que les cubre en el útero materno.

 

¿Cómo podemos cuidar la piel del bebé recién nacido?

 

Utilizar productos con pH neutro, evitar la exposición solar, utilizar ropas de algodón y evitar los roces con los pliegues de la piel son algunas de las medidas que podemos adoptar para proteger la delicada piel del bebé recién nacido.

 

1.- Para mantenerla en buen estado, conviene bañar al niño con jabones neutros, y la frecuencia dependerá del consejo de cada pediatra y del criterio de cada madre. Los expertos apuntan a que el bebé no necesita un baño diario.

 

La persona que cuida al niño, que le toca, que le baña cada día, debe tener las manos limpias porque puedes ser un transmisoras de gérmenes y bacterias para el bebé. Los jabones deben ser suaves y sin perfumes. No deben ser demasiado espumosos para que no arrastren la grasa, que ofrece al bebé una protección natural. En general, siempre se deben utilizar líneas infantiles, ya que están específicamente creadas para proteger la piel del bebé.

 

Este es el caso del champú & gel de ECONANOS, elaborado exclusivamente pensando en la piel delicada del bebé.

 

  1. ¿Cómo debemos hidratar la piel del bebé recién nacido? 

 

En cuanto a la hidratación, es conveniente hidratar la piel del bebé con una crema hidratante sin perfumes y específica para el bebé. Hay que tener en cuenta que la piel del bebé es muy finita y puede absorber muy fácilmente sustancias que entran en contacto con su piel.

 

Por este motivo, no se le puede poner en contacto con cualquier tipo de crema y hay que ser prudente en ese sentido. Siempre es recomendable pedir consejo al pediatra o el dermatólogo que conoce bien las características y necesidades de la piel de nuestro bebé.

 

Desde ECONANOS te recomendamos Crema hidratante de rostro y cuerpo. Con Aceites Ecológicos de Oliva, Baobab & Argán. Contiene Karité y Aloe Vera Ecológicos.

 

 

3.- Los “milium” son unos granitos blancos que aparecen en el rostro del recién nacido. Se trata de pequeños quistes de grasa que pueden aparecer solos o agrupados en la zona de la frente, mejillas, nariz y barbilla. Estos granitos, que no hay que apretar ni intentar quitar, desaparecen de forma espontánea entre el mes y los tres meses de vida.

 

4.- Es normal y frecuente la descamación de la piel del bebé. Se produce sobre todo en muñecas, dorsos de manos y pies, rodillas y en algunos casos en tórax. Podemos utilizar un poco de loción o de aceite específicos para hidratar la dermis.

 

En este caso te recomendamos esta loción de HIMALAYA SPAIN, elaborada con aceite de almendra y oliva.  No contiene PARABENOS, ACEITES MINERALES ni LANOLINA.

 

 

¡Cuéntanos tus trucos para cuidar la piel del bebé recién nacido!

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *