Consejos sobre la alimentación de los niños

Durante los primeros años de vida de los niños los padres pasan por un montón de dilemas y situaciones en la que no saben qué hacer. Una de ellas es la alimentación. “Esto no me gusta”, “Yo no quiero comer”… ¿Cuántas veces escucharán esta frase sin saber qué es lo que verdaderamente se le debe decir?

 

Es cierto que nadie está en posesión de la verdad absoluta ya que cada niño es diferente pero quizás algunos consejos sobre la alimentación de los niños generales no vendrían mal… ¡Toma nota!

 

 

1.- Son los padres quienes deciden qué alimentos se compran en casa y cuándo se van a cocinar.

 

Aunque es de esperar que los niños den la lata a los padres para que les dejen comer alimentos menos nutritivos, son los adultos quienes deciden qué alimentos se compran y qué estilo de vida se lleva en casa.

 

Puedes comprarles de vez en cuando algunos de sus antojos favoritos, pero debe ser algo muy puntual. Así lo valoraran más e incluso lo verán como un premio.

 

 2.- De los alimentos que les ofrezcas, déjales elegir lo que quieren comer.

 

Es positivo -aunque choque con nuestra cultura- que a los niños se les de voz y voto en el asunto. Déjales elegir lo que quieren comer dentro de la selección que tú hagas. Tal vez te parezca que esto es darles demasiada libertad. Pero, si sigues la primera recomendación de esta lista, los niños podrán elegir entre los alimentos por los que te has decidido llevarte a casa.

 

3.- Permite que tu hijo acabe de comer cuando sacie su apetito.

 

No es absolutamente necesario dejar el plato limpio ya que esta norma no ayuda a los niños a escuchar a su cuerpo para saber cuándo han comido suficiente. Si un niño aprende a reconocer la sensación de saciedad y a reaccionar es menos probable que coma más de lo que debería.

 

4.- ¡Los dulces en su sitio!

 

Está bien tomar dulces de vez en cuando, pero no convertir el postre en el plato más deseado de las comidas. Cuando el postre se convierte en el premio por haberse comido bien la cena, es normal que los niños den más valor a los dulces que a las verduras. Intenta mantener una actitud neutra ante todo los tipos de comida. ¡Todo está bueno!

 

5.- Las calorías de las bebidas también cuentan.

 

Muchas veces no prestamos atención a las bebidas gaseosas o productos con mucha azúcar. El agua y la leche son los mejores alimentos para los niños en sus primeros años de vida.

 

Como hemos explicado anteriormente tampoco es una cuestión de prohibirles beber bebidas de este tipo, pero si restringir su ingesta como rutina.

 

6.- ¡Está en tu mano!

 

Las costumbres alimentarias se adquieren muy pronto en la vida, de modo que te recomendamos que empieces pronto a inculcarles hábitos saludables en la alimentación a los más pequeños. Muchos niños necesitan probar un alimento más de una vez antes de aceptarlo. No les fuerces a tomar este alimento e intenta ofrecérselo de otra manera.

 

Esperamos que te hayan resultado útiles estos consejos sobre la alimentación de los niños.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *