El sobrepeso en el embarazo

El embarazo es una etapa de grandes cambios y las mujeres sufrimos muchas variaciones en nuestro cuerpo que se ven reflejadas en nuestro aspecto físico. No es el momento de hacer dietas estrictas y tampoco de privarse de algún que otro capricho. Pero, ¿qué sucede cuándo sufrimos sobrepeso en el embarazo?

 

Si crees que puede ser tu caso y que los kilos se están apoderando de tu embarazo, quizás debas tener en cuenta algunos truquitos para poder disfrutar al máximo esta etapa sin preocuparte en demasía.

 

¡Toma nota!

 

1.-Visita a tu ginecólogo.  En el caso de las mujeres con sobrepeso es importante que el ginecólogo realice un seguimiento incluso desde antes de dar a luz. De esta forma, se identificarán los problemas lo antes posible y se podrá actuar en consecuencia.  Es muy probable que el ginecólogo te de unas pautas de alimentación para poder bajar de peso de forma saludable y así poderte quedar embarazada con mayor facilidad.

 

2.- Cuida mucho tu alimentación. Llevar una dieta variada y saludable es imprescindible para garantizar el buen desarrollo del embarazo. El embarazo no es un buen momento para hacer dieta, sino de buscar una alimentación que aporte todos los nutrientes que tú y tu bebé necesitáis en cada etapa del embarazo. En caso contrario, se pueden ocasionar problemas nutricionales o bajo peso del bebé.

 

Evita los alimentos con mucha grasa saturada o azúcares, los fritos, y apuesta por una dieta repleta de frutas y verduras.  Ya tengas muchas ganas de comer o por el contrario nauseas, la clave está en comer de forma similar durante toda la duración del embarazo: sin excesos ni carencias.

 

3.-Reparte tus comidas. Te sentirás mejor y tendrás menos hambre si repartes tus comidas en cinco raciones al día.

 

Empieza el día con un desayuno equilibrado pero que te aporte mucha energía como por ejemplo cereales, fruta y algo de proteína como unas lonchas de pavo; toma algo a media mañana (puede ser un trozo de fruta o un puñadito de frutos secos, por ejemplo), a mediodía come una ración adecuada de hidratos de carbono (pasta) o un pescado a la plancha por ejemplo, acompañado siempre de una ración de verduras, merienda una pieza de fruta y, por último, cena de forma ligera antes de irte a la cama. No te saltes ninguna comida pero tampoco comas por dos. Controlar la cantidad y el tipo de comida que ingieras será la clave para no tener que privarte de nada.

 

4.- Realiza un seguimiento. Aunque durante el embarazo las analíticas y citas médicas estén a la orden del día si piensas que puedes estar sufriendo sobrepeso deberías controlarlo mediante analíticas.

 

Muchas veces el sobrepeso acarrea déficit de vitaminas o exceso de algunos nutrientes, por lo que quizás necesitas complementos alimenticios.

 

5.- Haz ejercicio acorde a tu situación. Aunque ciertos deportes estén contraindicados durante el embarazo, es cierto que no debes pararte. Realizar grandes caminatas, ejercicios de bajo impacto como el pilates para embarazadas, pueden ayudarte a controlar el peso y tener una mejor autoestima.

 

Siempre debes seguir las indicaciones de tu médico, ya que cada embarazo es diferente.

Debes pensar que el control de tu peso se debe más a cuestiones de salud, para ti y tu bebé antes que a cuestiones estéticas. Cada mujer es diferente y su cuerpo se adapta de diferentes maneras.

 

¡Cuéntanos tu experiencia! ¿Qué haces para prevenir el sobrepeso en el embarazo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *