Ventajas y riesgos de tener un embarazo tardío

Son muchas las mujeres que retrasan su maternidad por cuestiones profesionales o personales. Es importante tener en cuenta que a partir de los 35 años los óvulos comienzan a perder calidad, por lo que las posibilidades de conseguir un embarazo natural disminuyen. La mayor preocupación de las futuras mamás son los riesgos para el bebé o para ellas mismas durante la gestación y el parto. El embarazo tiene ventajas y desventajas a cualquier edad, pero, ¿cuáles son las ventajas y riesgos de tener un embarazo tardío?

 

Ventajas:

 

  • Madurez: A mayor edad y experiencia en la vida, estarás más preparada para afrontar los retos de la maternidad con serenidad.
  • Estabilidad: si decides tener hijos en una edad madura, probablemente goces de una situación económica estable y de estar afianzada profesionalmente.
  • Dedicación: afrontarás la maternidad con responsabilidad, adoptando decisiones meditadas y saludables. Las madres maduras sienten menos presión externa  ante la maternidad y la educación de sus hijos. Saben lo que quieren para sus hijos y así lo hacen.
  • Desarrollo personal y profesional: como ya hemos comentado, a partir de los 40 se vive una etapa de mayor equilibrio emocional y de plenitud. Esto, sin duda, repercutirá de forma positiva sobre tu bebé.

 

Riesgos

 

  • Fertilidad: cuanto más se espera, más difícil es quedarse embarazada. El número de óvulos se reduce de forma significativa y, cuanto más maduros son los óvulos, más probabilidad de tener problemas. Aunque la edad del hombre no es tan determinante como la de la mujer, la calidad del esperma también se deteriora con la edad y el porcentaje de defectos genéticos es más alto que con el esperma de hombres jóvenes.

 

  • Salud: el estado de salud previo al embarazo es muy importarte y condiciona la evolución de la salud de la madre durante los meses de gestación. Un mal estado de salud previo al embarazo, hace que la probabilidad de desarrollar problemas de hipertensión o de diabetes gestacional sea más alta. Es aconsejable un chequeo médico antes de quedarse embarazada.

 

  • Parto: cuando la mujer embarazada es madura, la probabilidad de dar a luz un bebé con bajo peso o prematuro también aumenta.

 

 

  • Salud del bebé: aumenta la posibilidad de defectos cromosómicos y otro tipo de enfermedades.

 

 

A pesar de todos estos datos, lo más importante es visitar a un ginecólogo si estás pensando en quedarte embarazada en edad madura. Este especialista te hará unos exámenes que determinen tu reserva ovárica y podrá aconsejarte el mejor tratamiento para ti.

 

Las circunstancias, deseos y anhelos de cada mujer son muy variadas.  No te sientas mal por “no ser como las demás” o por no haber podido tener hijos en la edad recomendale.   Eso sí, ponte en buenas manos.  En las manos de profesionales que cuiden de la mejor forma posible de ti y de tu futuro bebé.

 

Y tú, ¿qué opinas sobre las ventajas y riesgos de tener un embarazo tardío?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *